27
mar

Las ventajas del software libre:

Las aplicaciones libres son baratas y legales. Se usan en TV, ordenadores, móviles… Son programas como Linux, OpenOffice…

Son tecnologías plenamente legales, más baratas, con una mayor calidad, posibilidad de soporte local y su adquisición es tan sencilla que se encuentra al alcance de un click en Internet”. Es la definición rápida de software libre que hace Miguel Jaque, director gerente de Cenatic (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de Información y la Comunicación basadas en Fuentes Abiertas), entidad que ha participado en el primer Congreso Nacional de Software Libre en el Trabajo Autónomo organizado por la asociación de autónomos UPTA.

“El autónomo necesita herramientas muy útiles, tiene muy poco tiempo y muchas cosas que hacer; el software libre es aún el gran desconocido y hay que difundirlo”, explica el secretario de Nuevas Tecnologías de UPTA, Luis Miguel Cuende.

Programas que ya están presentes en teléfonos móviles u ordenadores, como Mozilla Firefox, OpenOffice o Android, pero también coches o electrodomésticos emplean software libre, que se basa en un tipo de licencia que incluye más libertades para el usuario: libertad para usar el programa para cualquier propósito y sin restricciones, para estudiar cómo funciona y adaptarlo a las necesidades de cada persona (el código fuente está disponible para todo el mundo), para distribuir copias, y para mejorarlo y hacer públicas las mejoras. Estos programas pueden descargarse desde internet y de forma cien por cien legal.

Más autonomía

Cenatic ha elaborado un decálogo con las diez principales razones para que los autónomos usen software libre. El ahorro en costes de licencias y en su renovación es uno de esos motivos, que también señala el responsable de UPTA. “El ahorro puede ser enorme, hay aplicaciones de software privativo mucho más caras y de peor calidad”, dice Cuende.

Usándolo, los autónomos “pueden copiar las aplicaciones de forma legal en todos los equipos que necesiten”, afirman desde Cenatic. Además, fomenta la competencia entre proveedores, y eso abarata los costes.

“En las tecnologías abiertas, la detección y solución de errores es más rápida porque todo el mundo puede acceder al código fuente. Eso hace que las actualizaciones no dependan de criterios comerciales, sino que se incorporen rápidamente y sin coste para el usuario”, cuenta Miguel Jaque, algo que permite que los autónomos actualicen sus aplicaciones cuando quieran, rápidamente, y de forma gratuita, y no cuando lo imponga el fabricante.

Fuente:



Siguenos en Facebook

Siguenos en Twitter

Miembro de la Red de Sensores Rescata del Centro Alerta Temprana Antivirus - RED.ES